Cómo mejorar como director general gracias a la filosofía

Estar al cargo de una empresa supone también estar a cargo de personas, y como tal, se debe saber gestionar sus emociones, sus particularidades y sus ambiciones. Algo que puede ser fundamental es tener una base de estudios de Humanidades. A pesar de que la carrera Administración y Dirección de Empresas, suele estar un poco más enfocadas a ser mandos directivos, son muy pocos los directores generales que tienen una base en Humanidades.

Pocas personas se plantean dirigir una empresa. Al igual que un ingeniero médico, no estudian su carrera con el objetivo de llegar a ser director general de alguna empresa o compañía, lo normal es que ningún estudiante de filosofía aspire a ese tipo de cargos debido a sus estudios. Así al menos lo reconocen algunos especialistas.

Las personas que estudian en el área de Humanidades tienden a comprender mejor a las personas y por lo tanto, a saber gestionarlas. En alguna etapa de su vida, este tipo de estudiantes piensa que se va a dedicar a la educación, donde considera que existe una gran necesidad y que tiene una gran importancia fundamental en la vida de las personas.

Al convivir con personas que no han sido afortunadas en su vida, y debido a que no habían podido estudiar y no conseguir una educación media, eran personas condenadas a tener una vida muy difícil y con pocas posibilidades de surgir o muy limitadas. A pesar de que el mundo de la educación puede ayudar a esas personas a dar un salto y plantearse retos mucho más importantes. Eso es lo que lleva a muchos estudiar, alguna carrera relacionada con Humanidades o Educación.

La filosofía ayuda a comprender los sueños de las personas

A pesar de todo, el destino de la vida es algo difícil de predecir y aunque nuestros planes sean firmes siempre terminan trastocados. Eso es lo que le sucede a miles de personas, cuyas carreras profesionales son interceptadas por múltiples oportunidades y alternativas que, aunque no le permiten abordar sus objetivos, les abren caminos al mundo de la electrónica y posteriormente al mundo de la informática y la gestión. Ahí es donde consiguen el desarrollo de su carrera profesional.

Muchas personas se han visto impulsadas por haber estudiado una carrera de Humanidades en su desarrollo profesional, especialmente en la dirección de personas, para poder comprender las ambiciones y los intereses,  los sueños de las personas e incluso sus limitaciones. Un conocimiento que permite a los gerentes conseguir formar mejores equipos de trabajo y hacer que esas personas trabajen siempre al 100%.

Aun sigue siendo necesario el estudio de otras materias para dirigir empresas

Las constantes transformaciones en las empresas y más en la actualidad, es el reto más importante de la evolución de las personas que hacen que estas transformaciones sean posibles, hacer que técnicos de continúen creciendo y acabarán haciendo trabajos de última generación, totalmente sofisticados, gracias a su capacidad y flexibilidad de hacer evolucionar su propio desarrollo. Para los gerentes es importante ser capaces de entender y guiar a esas personas para conseguir ese camino de mejoramiento profesional.

¿Será igual sin estudios de Humanidades?

Es un poco difícil de determinar, pero son muchos los gerentes y líderes que han conseguido ese valor, en parte, gracias a haber estudiado una carrera de Humanidades. Por lo general las carreras finalistas suelen ser muy técnicas, haber estudiado arquitectura te ayudará a hacer un edificio, pero en las carreras de Humanidades no es tan fácil definir una causa efecto entre lo que has estudiado y lo que conseguirás como meta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *