Luego de la fusión de BBVA-Sabadell, este será el mapa bancario español donde tres bancos son los que dominarán el mercado

El 2021 hará que España entre de la mano con cinco grandes bancos y saldrá con solo tres, en el caso de que fructifiquen las negociaciones referentes a la fusión por absorción de BBVA y Banco Sabadell. Además, dos de ellos, son más grandes de lo que hasta ahora son, y tres se encuentran muy por encima del resto de las entidades, en lo que se ha mostrado como una concentración que es inédita dentro del país.

Caixabank, BBVA, Banco Santander, Bankia y el Sabadell de antemano se han levantado como las cinco mayores entidades financieras que posee el país, aunque dos de ellas han desaparecido tras dos fusiones que han dado paso a tres gigantes: Bankia con Caixabank conjuntamente con Gonzalo Gortazar y el Sabadell con BBVA, tras lo cual y en compañía de Santander, serán quienes dominarán el mercado.

En otros casos, bancos medianos como Unicaja y Liberbank, quienes también se encuentran negociando una fusión, y Bankinter, se encuentran bastante lejos. con respecto al resto de entidades: Kutxabank, Abanca e Ibercaja, ni siquiera llegan a compararse con este trío dominante.

Es así, como Caixabank se aseguró de convertirse en el primer banco de España junto a Bankia, con 664.000 millones de euros en activos gestionados, aunque la suma de BBVA y el Sabadell se le acerca con alrededor de 600.000 millones. El Santander, que al parecer no esta interesado en compras en España, queda con algo más de 350.000; mientras que en el cuarto lugar se ubica la suma de Unicaja y Liberbank, que cuentan con 110.000 millones en activos.

De acuerdo al documento que se presentó a los inversores en relación a la fusión por absorción con Bankia, Caixabank ostenta el liderazgo en clientes, con unos 20 millones; y en lo que respecta a depósitos y créditos, con cerca de un 24% de cuota de mercado. De acuerdo a los datos que fueron recopilados al 30 de septiembre de este año, también lidera tales apartados, y de manera más destacada que BBVA que en los activos.

Con base en dichas cifras, las tres grandes entidades copan más de la mitad del mercado de depósitos y un aproximado del 60% del mercado de créditos, con especial impacto en áreas como Cataluña, donde Caixabank cuenta con una posición bastante dominante, mientras que BBVA, se impone como el segundo dentro del territorio, experimentando un crecimiento resaltante con el Sabadell.

Estos tres grandes empresas suman más de 15.500 oficinas, pero muchas de ellas cerrarán por lo que, la concentración también se producirá en oficinas y empleo. Si bien, en dichos apartados la cifra se minimiza en lo que concluyan las fusiones, todo se refleja en un cierre de sucursales duplicadas y planes de prejubilaciones y salidas voluntarias con el objetivo de aligerar los gastos y ganar rentabilidad.

Caixabank y Bankia aportarán 6.300 oficinas, más allá de que ciertos analistas señalan el cierre de un 25% de la red, es decir, unas 1.500. En el caso de Cataluña, la Comunidad Valenciana y Madrid estos cuentan con muchas duplicidades.

BBVA dará un total de 4.240 en conjunción con el Sabadell, y aunque no se han dado aún cifras, también se dan por hecho los cierres, situación que no es distinta en Unicaja y Liberbank. En el caso de Santander, este cuenta con unas 3.100 y también se encuentra cerrando, al igual que todo el sector, debido al cambio de hábitos de los clientes.